“MUERE ADRIANO GONZALEZ LEON”

adriano1.jpg

Este sábado ha fallecido a causa de un infarto el poeta y escritor trujillano Adriano González León, quien fuera en vida uno de los literatos más prestigiosos de Venezuela. Una de sus novelas, País Portátil, fue merecedora del Premio Biblioteca Breve otorga la editorial Seix Barral. León, nacido en 1931, fue autor de los cuentos Hombre que daba sed, Todos los cuentos más uno y Asfalto-Infierno, y del poemario Hueso de mis Huesos. Se inició en la política luchando contra el régimen de Marcos Pérez Jiménez, y luego persiguió este interés desde la revista Sardio, de la que fue editor, publicación reconocida por su compromiso con los ideales de la izquierda en la década de los sesenta. Paz a sus restos.

[Via Noticias 24]

 

“LIBRERIA DEL ATENEO:BUENOS AIRES”

ateneo-2.jpg

Estuvimos estas pasadas fiestas dicembrinas en Buenos Aires, muy impresionados por la ciudad, mucho calor (wrong season), pero igual haremos referancia a varias cosas que nos parecieron interesantes (Siendo nuestra primera visita), tanto de moda, musica, arquitectura, como de arte. Comenzamos con la Libreria del Ateneo que queda en la Av. Santa Fe 1860 en el barrio de Recoleta. Esta libreria fue concebida en el espacio donde funcionaba el Cine Teatro Grand Splendid, originalmente proyectado por los Arqs. Rafael Peró y Manuel Torres Armengol en 1919. Convirtiendose desde Diciembre del año 2000, en un sitio de visita obligado para la ciudad, Incluyendo una cafeteria en lo que era el antiguo Foyer, en perfecto estado, Galeria de Artes y por supuesto salones de lectura, en algunos en los palcos vistos arriba. la idea fue la de conservar las caracteristicas arquitectonicas de lo que fue la mas antigua sala de cine de Buenos Aires, con 1500 m2 y un contrato por 10 años, Las Librerias Yenny, acordaron no tocar nada en el interior del cine, ni el escenario, ni los palcos o los marmoles. Solo retirar las butacas con un presupuesto de “restauracion” de unos 3.000.000,00 de pesos (1 millon de dolares mas o menos al cambio actual). La interrogante: La perdida de una parte de la historia porteña. Max Glücksman (1875-1946), un empresario pionero de la industria discográfica en la Argentina. Carlos Gardel, Ignacio Corsini, Roberto Firpo y otros grandes tangueros grabaron con él por primera vez.En 1919 Glücksman hizo construir el Grand Splendid como una catedral del cine y el teatro: 4 hileras de palcos con 550 butacas, una platea para 500 personas, refrigeración y calefacción, techo corredizo y una cúpula decorada por el pintor Nazareno Orlandi con alegorías pacifistas, por el fin de la Primera Guerra Mundial. Allí se estrenaron películas argentinas mudas como Juan Sin Ropa. Y la primera sonora importada, La divina dama, con Corinne Griffith. Desde 1924 Glücksman organizó en esta sala concursos anuales de tangos, que luego grababa en su sello El Nacional Odeón. Allí los espectadores consagraron títulos como Sentimiento gaucho y Organito de la tarde, entre otros. Firpo le dedicó un tango, Grand Splendid, en 1927. Sin embargo algunos piensan que de esta manera el Grand Splendid sigue vigente, pero como libreria. Igual es bastante impresionante el ambiente creado, la restauracion y las ganas que uno puede tener de quedarse a vivir alli.

ateneo3.jpg