“SIEMPRE SE HA LLAMADO GUARAIRA REPANO”

Hace unos años se nos encomendo hacer el proyecto de un edificio muy cercano al cerro “El Avila” y aprovechando la maravillosa cercania y la sin igual vista decidimos abordar el concepto una poco mas alla para amarrar el edificio al “El Avila”. Si es verdad que esta montaña nos indica, ubica, ayuda a encontrar de donde quiera que estemos, en el valle de Caracas, por supuesto, el Norte de la ciudad teniamos que utilizar algo con mas contundencia para enclavar el edificio en el sitio. Es asi como remontamos a los tiempos precolombinos donde nuestro cerro fue bautizado con el nombre de “Guaraira Repano”, que pudiera significar algo como: ” La ola que vino de lejos” o “La mar hecha tierra”. Segun la mitologia indigena venezolana, en tiempos antiguos no existia esta montaña, era una planicie que comunicaba lo que hoy es el Valle de Caracas, con lo que seria la costa de La Guaira y asi se podia ver el mar desde lo que hoy es el valle. Al parecer las tribus ofendieron a la gran Diosa del Mar y esta quizo acabar con todo el pueblo. Entonces levanto una gran Ola, la mas alta que haya existido jamas. La gente despavorida se aroodillo e imploro, con todo el corazon a la Diosa de Mar y esta al ver la pureza del ruego detuvo la ola convirtiendola en una montaña que ahora dividia a los hombres del mar. La Diosa, habia perdonado a la Tribu, pero no asi, pretendia olvidar la ofensa dejando como advertencia esta gran y hermosa barrera vegetal entre ellos y el mar, obligando a la gran mayoria de los pescadores a mudarse cerca del mar a un pueblo que antes era cercano llamado “La Guaira”. Palabras mas, palabras menos asi recuerdo la historia y no logro acordarme donde lo lei, pero asi contaba esta fabula, dandonos un sinfin de alternativas para enclavar el edificio y una de la mas interesante y definitiva era tallarlo como si hubiera sido un barco de pescadores, que gracias a la Ola, quedo encayado en el medio de la nada, sin mar, sin nada, casi ajeno a su alrededor. Lo que quiero decir con esta historia, es que entre una de las propuestas del actual gobierno y su tan engalletada y sospechosa reforma , esta el de cambiar el nombre al “El Avila”, por “Guaraira Repano”. Nunca se ha dejado de llamar asi.!

avila1.jpg

Una de las tantas vistas al Avila, por Manuel Cabre (1890-1984). Indiscutiblemente el pintor de “El Avila”.

 

No hay comentarios
Comentarios



Deja un comentario

(requerido)

(requerido)