JOSEPH K, ERA ARQUITECTO !

Que analogia pudieramos sacar entre El Proceso, Franz Kafka 1883-1924 y la relacion de trabajo de un arquitecto con un cliente. Si el protagonista principal de la obra de Kafka, es Dios, como dueño de todo, creador de todo, entonces el acusado, el que esta en tela de juicio es Joseph K, el arquitecto?. Donde termina y donde comienza el trabajo de un arquitecto?. De que se le acusa? No se sabe, quien es el encargado de juzgar los presuntos delitos del señor K, la esposa, los amigos, la novia de turno, el amigo constructor, la prima decoradora? Estas son las personas que integran el tribunal y tienen la jerarquia para juzgar y tomar una ultima decision?. Acaso este tribunal es todo lo que existe o es que el proceso creativo nunca existio, convirtiendose en un elemento real, acaso no hubo un seguimiento obteniendo asi un resultado?. La defensa es inaceptable ya que el veredicto esta dado desde el primer dia de ejecucion. Este tribunal acaso es la realidad, es la ultima palabra en construccion y arquitectura. Por eso es que no hay escapatoria?. Asi sea inocente, siempre sera culpable, por que dios y el tribunal decidieron, sin criterio alguno y a veces hasta sin conocimiento, ni gusto la culpabilidad del señor K. Todo el mundo sabe, todo el mundo opina, todo el mundo tiene la razon, todo el mundo tiene a alguien que te lo hubiera hecho mejor, mas rapido y mas barato, mientras el señor K, ni siquiera esta presente para argumentar en su defensa, ya que el no vive alli, ya el no va diariamente para supervisar el gusto de los nuevos habitantes, a ver que la lampara de mesa combine con las cortinas, o a revisar que el agua caliente llegue a la exacta temperatura que desea la señora, o que en la mañanas el solo alumbra demasiado y no pueden dormir hasta tarde. El solo creo el espacio, que ya de por si es una pretension inmensa sugerirle a alguien como debe o puede vivir. Pero en defensa del señor K, para eso lo llamaron, para eso lo contrataron y a veces, solo a veces, ni siquiera le terminan de pagar. Pero estos argumentos no son aceptados por el tribunal, el señor K, es definitivamente culpable de todo y tiene que pagar por eso, el señor K, ser difamado y el tribunal se encargara de publicar el veredicto, pero no la razon de la decision, solo el veredicto con todos los epitetos mas fuertes escuchados y que puedan entrar en el inmenso vocabulario del tribunal. Al final Joseph K, no es mas que el ocupante de un drama solitario, compartido por muchos, absurdo y enigmatico, en un mundo sin leyes ni reconocimientos, un mundo de gente que se vuelve asfixiante y obsesiva. Quizas esta analogia sea ficticia y exagerada pero deja suficientemente claro el papel del arquitecto ante el cliente antes y despues. Kafka, inspiro este libro al saber que la familia de su novia Felice Bauer, tras interrogarlo y sin razon alguna no aprobo dicho noviazgo.

imgp0395.JPG

Foto Oswaldo Paez E.

 

 

 

No hay comentarios
Comentarios



Deja un comentario

(requerido)

(requerido)